jueves, 27 de agosto de 2015

Frases de Libros | El Principito

Hace un par de días se estreno la película "El Principito" y eso me hizo ir corriendo a agarrar mi libro.
Recordé que en el momento que lo leí marque con resaltador mis frases favoritas y me pareció una buena idea compartir con ustedes cuáles son esas frases o esos fragmentos de la historia que a mí, particularmente, me llamaron la atención.



También los invito a ustedes a que dejen en sus comentarios cuál es su frase favorita de esta historia.
A quienes no lo leyeron los animo a hacerlo, es una historia encantadora.



Le Petit Prince de Antoine de Saint-Exupéry

1. Cuando el misterio es demasiado impresionante no es posible desobedecer.

2. Es triste olvidar a un amigo. No todos han tenido un amigo. Y puedo transformarme como las personas grandes que no se interesan más que en las cifras.

3. “Es cuestión de disciplina”, me decía más tarde el principito. “Cuando uno termina de arreglarse por la mañana debe hacer cuidadosamente la limpieza del planeta. Hay que dedicarse regularmente a arrancar los baobabs en cuanto se los distingue entre los rosales, a los que se parecen mucho cuando son muy jóvenes. Es un trabajo muy aburrido, pero muy fácil.

4. Cuando uno está verdaderamente triste son agradables las puestas de sol…

5. ¡Es tan misterioso el país de las lágrimas!

6. El rey exigía esencialmente que su autoridad fuera respetada. Y no toleraba la desobediencia. Era un monarca absoluto. Pero, como era muy bueno, daba órdenes razonables. “Si ordeno, decía corrientemente, si ordeno a un general que se transforme en ave marina y si el general no obedece, no será culpa del general. Será culpa mía”.

7. Hay que exigir a cada uno lo que cada uno puede hacer. La autoridad reposa, en primer término, sobre la razón.

8. Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo, eres un verdadero sabio.

9. Para mí no eres todavía más que un muchachito semejante a cien mil muchachitos. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro semejante a cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad el uno del otro. Serás para mí único en el mundo. Seré para ti único en el mundo.

10. Son como era mi zorro. No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo lo hice mi amigo y ahora es único en el mundo.


11. Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, comenzaré a ser feliz desde las tres.

12. No se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.

13. El tiempo que perdiste por tu rosa hace que tu rosa sea tan importante.

14. Pero los ojos están ciegos. Es necesario buscar con el corazón.

15. Si uno se deja domesticar, corre el riesgo de llorar un poco…


Ojala les haya gustado este nuevo post, les dejo mi página de facebook para que le den a "me gusta", allí publico cada nueva entrada del Blog:


Un fuerte abrazo.


Vicky.-