viernes, 20 de marzo de 2015

Organizar Mis Estudios

Comenzamos cada año repitiendo las mismas frases:
¡Este año voy a tener todo mejor organizado!
¡Este año no voy a ser tan desordenada!
Sin embargo, volvemos a cometer los mismos errores que años anteriores, en donde terminamos perdiendo apuntes y nuestras carpetas y cuadernos no solo están incompletas sino que son un total desorden.
Por eso, para no volver a caer en errores pasados es muy importante hacer algunos cambios en nuestro hábitos y así podremos esperar resultados diferentes, resultados positivos.
A continuación te dejo 5 ideas para que tus estudios sean un éxito!!!!


1.- Dejá atrás las carpetas
Tener tus apuntes en CUADERNOS 





Esto te va a permitir disminuir las posibilidades de perder tus apuntes, y te va a obligar a tener una continuidad. Eso sí, tenés que ponerte como meta NO ARRANCAR LAS HOJAS.
Carpeta es sinónimo de hoja suelta, y tener las hojas sueltas nos puede llevar a perderlas de una manera mucho más fácil.

2. Usa colores
Si todo lo que escribimos se vuelve monótono, es decir, todo parece igual; sin saber donde empieza o termina un tema, a la hora de ponernos a estudiar o leer no va a haber nada que nos motive. En cambio, si nuestros apuntes están diferenciados por distintos colores, eso puede ayudarnos a buscar las ganas para ponernos a estudiar.









No esta prohibido poner un poco de diversión al estudio.
Además de usar fibras, lapiceras de colores y lápices, podemos usar post it, stickers y todos aquellos útiles que nos ayuden no solo al momento de estudiar, sino en el momento de rendir exámenes son muy buenos para ayudar a la memoria.


3. No estudies solo
Una forma muy positiva de mantener tus estudios organizados y al día es estudiar con otro compañero. De esta manera pueden comparar apuntes, para corroborar que los mismos estén completos. Además estar acompañado nos puede ayudar a no perder la concentración, poder sacarnos dudas a medida que leemos el material y sacarnos los nervios por los exámenes (No estamos solos en esto, hay amigos que están en la misma situación).








Consejo!! No es recomendable estudiar con más de una persona, ya que los grupos mayores pueden lograr el efecto inverno al buscado: cuantas más personas seamos, más posibilidades de dispersarnos habrá. Es importante buscar un compañero que tenga el mismo ritmo de estudio que uno mismo.


4. Ir a clases
Es fundamental asistir a clases regularmente, ese es el lugar en el que uno más aprende, conoce a su profesores, la forma que estos tienen de tomar los exámenes, los temas que consideran más importantes, etcétera.
Siempre pasa que cuando faltamos, perdemos información valiosa como fechas de entrega de trabajos, fechas de exámenes, qué libros leer, que cursos tomar, entre otras.
No alcanza con ocupar un lugar dentro de un salón, sino comprometernos con la clase, prestar atención a lo que el profesor dice, así como también a las intervenciones de nuestros compañeros, que, a veces, hacen preguntas muy interesantes que no se nos habían ocurrido a nosotros pero que nos sirven para entender determinado tema.
Tampoco hay que tener miedo de preguntar al profesor lo que no entendemos, de interactuar con él y con nuestros compañeros, no solo en la clase sino después de ella, a través del correo electrónico o las redes sociales.


5. Buscar lo que te motiva
Para tener constancia y ganas de estudiar, no solo basta con tener los cuadernos más bonitos de la ciudad y un buen grupo de estudio, es esencial que tengamos nuestras propias metas y proyectos. Aquello que tenemos dentro que nos mueve para seguir adelante.
Pueden ser infinitas las cosas que nos motivan: desde el viaje de agresados, hasta la posibilidad de irnos a vivir solos. 
Tenemos que encontrar la manera de empujarnos a nosotros mismos. Es una competencia interna, para volvernos mejores estudiantes.








¡¡Ánimo!!

Me encantaría saber que te pareció mi post, si te sirvió de ayuda, aunque sea un poco no olvides hacermelo saber!
Un abrazo muy fuerte!
Vicky.-